jueves, 17 de diciembre de 2015

Fotógrafos para bodas

Fotógrafos para bodas

Para inmortalizar el día de tu boda, lo mejor es contratar a profesionales creativos y con experiencia. Eso te asegura unas fotografías perfectas e inolvidables, que revisionarás un montón de veces a lo largo de tu vida. Pero si estás pensando en realizar tú mismo unas fotografías de bodas, o estas empezando en el sector, te hemos preparado unos consejos para que te sea un poquito más fácil.

Emplea calzado cómodo. Creenos, ese día harás un montón de kilómetros. Un buen fotógrafo está todo el rato buscando la instantánea y el mejor ángulo. Eso exige no parar de moverse, correr, agacharse, ponerse de puntillas... Cualquier cosa vale para conseguir la fotografía de boda buscada.

No permitas que te arruinen la fotografía. A veces hay invitados de la boda que pueden arruinar una fotografía, y otros que se cuelan para hacer ellos sus fotos, poniéndose delante. No te cortes, aquí importan los resultados, y tendremos que hacer lo posible para conseguir los mejores. Eso si, siempre con educación, que estamos en una boda y es un momento de celebración.

Consigue confianza con los novios. Habla con ellos, hazte amigo suyo... Cuando hay confianza, la naturalidad en las fotografías se multiplica. También intenta que los novios te muestren sus gustos fotográficos, de iluminación, etc... el objetivo principal es que a los novios les gusten las fotografías, pero oriéntales hacia tu estilo y gusto, que eres el profesional.

Haz una lista con los novios de fotografías imprescindibles. Si no lo haces, es posible que los novios echen en falta alguna fotografía que para ellos era muy especial y tu no lo sabías.

Si notas que a los novios les incomoda la cámara, puedes probar con este truco; cambia el objetivo a un teleobjetivo. De esta forma te podrás alejar más para realizar las fotografías de la boda, y los novios no se sentirán tan invadidos e incómodos. Notarán mucho menos tu presencia, y las fotos de retratos quedan preciosas con un buen teleobjetivo.

Apréndete los nombres de los novios y de las personas más cercanas e importantes de la boda. Esto genera confianza, y la complicidad con los fotógrafos siempre se ve reflejada en las fotografías de bodas.

Consigue un blanco puro en el vestido de la novia. Las cámaras tienden a interpretar los blancos como un color sobrexpuesto, por eso a veces bajan la luminosidad, haciendo que el vestido se vea gris. Una novia querrá ver su novio blanco e inmaculado, por eso a lo mejor tienes que compensar de manera positiva la ganancia de la cámara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario